jueves, 21 de febrero de 2008

Blogs: un buen lugar para debatir


Me sumo a este nuevo debate que se está gestando a partir de una idea que el diputado y actor Claudio Morgado, asumido recientemene por el oficilismo, intenta poner en práctica. Morgado propone utilizar a la web 2.0, particularmente los blogs, como un centro de discusión sobre los temas de la agenda legislativa. Para ello, da como punto de partida el canon digital, proyecto que surge en España.
Como parte de la comunidad blogger, y más allá del tema con que se intenta iniciar este tipo de debate (que espero que sea el primero de muchos), estoy más que abierto a esta nueva posibilidad, siempre y cuando se haga bajo ciertas normas de respeto y sobre todo de responsabilidad, enmarcadas dentro de políticas de diálogo. Los blogs, son una nueva manera de comunicación que nos permiten expresar nuestras sensaciones, opiniones, etc, pero ello no quiere decir que nos abusemos. O sea, esta herramienta no es para generar debates sin contenidos, expandir basura o generar agravios para con otras personas, sino es una forma más de intercambio de posturas, que si lo sabemos llevar por el buen camino será muy fructífero. Y lo mejor que tiene, es que no siempre tenemos que estar de acuerdo, lo cual lo hace mucho más enriquecedor.
El problema, y mi temor, es que no se use con responsabilidad. Hay que tener en cuenta que como culquier fenómeno nuevo, puede que asuste un poco, y más sabiendo que lo que subimos a la web lo puede leer cualquiera desde cualquier lugar del mundo, y esto puede generar un poco de miedo porque nos sentimos invadidos. Pero si lo sabemos aprovechar, y entendemos lo que realmente siginifica puede llegar a buen puerto. Además, y en este caso en particular, siempre nos quejamos porque no sabemos cómo y de qué manera trabajan nuestros representantes en el Congreso. Esto es una buena medidad para, no sólo saberlo, sino también colaborar con una mejor calidad de vida por medio de la regulación de las leyes.
Hay muchos que piensan que con este fenómeno se pierde el contacto personal (los mismos que piensan que con el mail se fue perdiendo el face to face), y les aseguro que no es así. Si todos identificamos los límites y la utilidad de los blogs, sabremos identificar cuando se puede usar y cuando no, y sobre todo tener certeza que ese contacto personal, nunca se tiene que perder, porque es lo más importante que se puede gestar entre dos o más personas. Además, y estoy seguro, con el tiempo todos tendrán que tener alguna cuenta blog, o algo relacionado con la web 2.0. No por casualidad estamos en la era de las nuevas tecnologías y las comunicaciones. Finalmente, les dejo el interrogante (algo sobre lo que me gustaría explayarme en algún momento) que me vengo planteando. Cada vez se habla más de este fenómeno, sus ventajas, desventajas, etc pero lo importante es que está en boga de todos y genera discusiones, y cuando algo adquiere trascendencia es por algo. Slds...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A pesar de que iría en contra del título de tu comentario, no voy a debatir sobre el tema. Apoyo cualquier moción que aporte a la transparencia del trabajo de los gobiernos y cualquier herramienta (dentro del marco de la ley) que ejerza cierto tipo de presión ética hacia esos hijos de......
Honrado de haber comentado en tu blog y prometo ser más incisivo en comentarios venideros.
Juan

Sebas Parigi dijo...

Mariano, muy buena tu reflexión, coincido con lo que decís. Que bueno como ejemplo político para analizar no?
un abrazo